viernes, octubre 06, 2006

7670

En un día como hoy, hace 7670 días, mi aún diminuto cuerpo vio la luz por primera vez, parece éste un dato sin mucha importancia a priori, pero mis conocidos se han empeñado en montarme el belén, en felicitarme por tal hazaña, como si yo fuera el Mesías transitorio de alguna nueva orden y ellos los súbditos, súbditos estos tan sibaritas, que serían capaces de rememorar este hecho cada 8766 horas en un complejo ritual. Y mire usted, caminando por estos derroteros, hoy en día, se llegaría al indudable final del término freak para catalogar a mi entorno ¿no cree? Menos mal, que dispones en estos casos de ese antiguo cetro de la doble moral, siempre tan útil, para poder salvarnos de tal apuro.

No voy a decir que no es agradable recibir siempre algo de atención del prójimo, pero a mí, personalmente, me hace sentir ridículo recibirla en estos casos, tu mera existencia merece ser celebrada parecen decir, mientras algún avispado enfoca ese júbilo hacia alguna corte anglosajona, hacer oro de lo absurdo es algo bastante común y poco sorprendente en el status quo, para que engañarnos.

Llegados a este punto, cumpliré el pacto acordado conmigo mismo hace 3945667 minutos y 42segundos, me mantendré lo más al margen que pueda, siempre y cuando no hiera la sensibilidad devota de nadie.

4 Comments:

At 5:06 p. m., Anonymous Anónimo said...

me gusta mucho el blog, el concepto este de 7670 me recuerda un verso que hice para una mujer encantadora que me dijo que nos quedaban otros 45 años por andar, y me hizo sentir que tal vez juntos...

Me gusto tu comentario y me recordo el verso, mismo que voy a subir a poemarios haciendo notar que tu blog me lo trajo de regreso...

Saludos

http://poesia-adicta-para-un-colibri.blogspot.com/2006/07/si-t-quisieras.html

 
At 3:21 p. m., Blogger elur said...

Pues... yo te felicito los 7674 días de vida en el exterior :)

 
At 6:06 p. m., Blogger Tanino said...

mañana tendrás un día más. Puedes coleccionarlo o meterlo al saco de los días. Quizás sea mejor que el tiempo escurra fluido, como el agua de la ducha, sin prepicados que lo segmente. En todo caso una celebración no le hace daño a nadie, pregúntale a Lewis Carroll.
Saludos desde Valparaíso
Tanino

 
At 2:00 p. m., Blogger indianala said...

...maravilloso.."sùbditos sibaritas..." eso es una gran idea ficticia...un beso.

 

Publicar un comentario

<< Home